domingo, 11 de febrero de 2018

De Badajoz a Madrid

Fue zamparse el Roscón, rajar los papeles de regalo tan primososamente envueltos y desengalanar los ayuntamientos sus calles, todo uno. Y con ello, volvió a rebullir la actividad cultural, relegada para permitir al jolgorio y el derroche campar a sus anchas. Corría el siete de enero cuando comenzaron a llegar invitaciones y propuestas. Y una, que no sabe decir que no (o sabe pero no lo practica demasiado) a rellenar agenda recién estrenada.



Inauguramos el año literario un dieciocho de enero con la presentación en Badajoz de Expediente Medellín, que cierra lo que comenzó como un divertimento y se convirtió en una trilogía, -así sea diminuta- de autoficción.

A iniciativa de la Unión de Bibliófilos, el acto tuvo lugar en su sede, unas instalaciones magníficas situadas en pleno centro pacense. Junto a Manuel Pecellín y Mario Martín y con la connivencia del público, copartícipes de nuestra pequeña transgresión, disertamos sobre literatura pasando de puntillas por la propia obra que nos atrajo hasta allí. Pero ¿qué es la presentación de un libro si no la excusa para ello?

En febrero volvemos a la capital, en esta ocasión de la mano de dos librerías a tener muy en cuenta:

El jueves 22 estaremos en la Librería Compás con Pilar Santamaría amadrinando su recién formado club de lectura. Por allí andará también la crítica literaria Concha Yunta y algún que otro literato más. Tendremos tertulia, vinos y refrescos y, por supuesto, alguna sorpresa. La excusa: el análisis de Más que cuerpos.


Y, ya cogida carrerilla, continuaremos el viernes 23 en Libros de Arena, donde, junto a su entusiasta propietario y gestor, José Ángel Fornas, dirigirá la tertulia Marisa Arias, crítica literaria más que conocida por sus colaboraciones en espacios como Solo Novela Negra, Calibre.38, Culturamas, Abrir un libro, Moon Magazine o Zubyah.




Ambas citas prometen; por allí andaremos para quien se quiera acercar a saludar, participar o acompañarnos en las copichuelas del después.