domingo, 22 de mayo de 2016

Vino y pólvora en la carretera


Vino y pólvora va haciendo su camino, y poco a poco comienza a conocerse.

Tras una intensa semana en el Congreso de Novela y Cine Negro de Salamanca, el 7 de mayo estuvimos en la Feria del Libro de Plasencia, que organiza con cariño y entusiasmo Juanra Santos. Allí pude asistir a interesantes presentaciones de conocidos y amigos, como la de Limados, de Óscar de la Torre presentado por Julio César Galán, o la de Javier Morales con su última publicación, Trabajar cansa, quien me acompañó además en la palestra dando a conocer Vino y pólvora a través de una breve pero magistral introducción sobre la novela negra, seguida de un distendido coloquio. 
En El Asombrario relataba unos días después algunas de sus impresiones. Llegaba de esta forma la primera de las reseñas de esta nueva entrega.



En la Feria del Libro de Badajoz, ya en su 35 edición, hizo lo propio el escritor José Manuel Vivas, que acaba de publicar su último poemario, Mercado de Abastos.



Y el 12 de mayo tuvimos en Mérida un Acto Literario y Cata de Vinos Maridada que me apetecía muchísimo desde que este libro comenzó a fraguarse. Con la ayuda de Leni, Nieves y el equipo de la Biblioteca municipal, nos trasladamos al Restaurante A de Arco, al pie del Arco de Trajano, para degustar una espléndida cata de vinos, gastronomía extremeña y fragmentos del libro. Los caldos a cargo de los expertos en la materia, Antonio y Belén Artero, las magníficas tapas por Carlos, propietario de A de Arco, y la puesta en escena de la novela por miembros de la Asociación de Amigos de la Biblioteca. Fue sin duda una velada para recordar.